PALOMO

PALOMO PALOMO PALOMO PALOMO PALOMO PALOMO

Un día estábamos en una campaña de esterilización en el parque principal en el kiosko del centro de Tizayuca, y ahí lo vi, todo desubicado, buscando sin duda a sus dueños. Le hacía cariños a todos y se quería subir a todos los autos. Sin dudarlo me fui a acariciarlo y darle croquetas y él bien amoroso sin problema se dejó agarrar y desde ese momento está conmigo.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.