BLACKY

BLACKY BLACKY BLACKY BLACKY BLACKY BLACKY BLACKY BLACKY BLACKY

BLACKY
Quihubo? Soy Blacky servidor, amigo y una vistima más de la loca de los perros y su padre. Yo vivía en una esquina y me iba a dar mis vueltas por Iztapalapa. Tenía a mis compitas que me alimentaban cuando les sobraba dinero de su vicio, el alcohol, no me iba tan mal. Pero un día uno de ellos se pasó de copas, dejo su comida a la vista y matanga dijo la changa. Me la comí, él se molestó y me abrió mi cabecita. Afortunadamente unos humanos me ayudaron y ahí fue en donde se dió mi secuestro. Llevo un año rehabilitándome, poniéndome musculoso y mejorando la altura de mis saltos (ojo con esto, Tigger me queda corto, soy capaz de hacer saltos de hasta 1 metro). Ahora me siento listo para adoptar a una familia que necesite una buena dotación de amor y energía porque eso sí, si hay que correr, corro y mucho, pero si se toca estar en el sillón mientras vemos peli y me rascan la panza soy el más relajado.
Así que manden sus solicitudes qué me tomaré el tiempo de revisarlas una por una y de ir a conocerlos. Lenguetazos pa’ ustedes.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.