QUIJOTE

QUIJOTE QUIJOTE QUIJOTE
Sexo: Macho
Edad: 2 años
Peso aproximado: 23 kg
Tamaño: Grande (más de 23 kg)
Carácter: Protector
Es sociable con: Niños, Perras, Perros
Estado de salud: Desparasitado, Esterilizado, Revisión veterinaria, Vacunado
Estado: Ciudad de México, Michoacan

La tarde del último día de noviembre de 2022, el fundador de un refugio viajaba por carretera cuando se topó con un perro que no tenía la pata delantera izquierda. Al acercarse más, se dió cuenta de que no sólo no tenía pata, sino de que llevaba el hueso restante expuesto, como si lo hubieran desmembrado con un hacha sin filo. Vio también que el perro entraba a una casa al borde de la carretera. Impactado, se detuvo y pidió información. Ahí le dijeron que el perro «era de ellos» y que lo habían «tratado de curar» tras un atropellamiento. El accidente había ocurrido hacía dos meses, ¡el perro llevaba todo ese tiempo en carne viva! El fundador les ofreció curarlo, los «dueños» accedieron. Subió al coche de nuevo, no sin antes pedirles al encargado del refugio y a uno de los auxiliares que a primera hora de la mañana fueran por el perro, que se llamaría Quijote, pues así el «dueño» tendría tiempo para capturarlo.

Llegó el primero de diciembre y el personal del refugio tocó a la puerta del «dueño» del perro. Éste les ayudó a meterlo en la transportadora para poder llevarlo al hospital veterinario. Ya ahí, Quijote recibió inmediata y necesaria medicación para el dolor, comenzando los preparativos para amputarle lo que le quedaba de pata. No había otra opción, no había nada que reconstruir.

El 3 de diciembre, Quijote entró a quirófano y, tras algunas horas de trabajo profesional, su vida cambió. Despertó sin dolor: su carne estaba limpia y cerrada, el hueso seco y muerto se había ido. En ese momento, el fundador llamó al «dueño» de Quijote y le pidió que «se lo regalara». Éste accedió. Así Quijote, al pasar algunos días en recuperación, llegó al refugio. Desde entonces, con el ánimo recobrado, ha esperado una familia.

Es un perro talla grande, fuerte, amorosísimo, buen guardián, agradecido, muy saludador e inteligente. Es cruza de pastor alemán. Está esterilizado, vacunado y desparasitado. Quiere encontrar una familia que lo adore como es, con tres patas pero con el corazón gigante y lleno de amor.

Compartir:

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.